Kéfir vs. Yogur: ¿en qué se diferencian?

A menudo cuando vamos al supermercado el kéfir y el yogur se encuentran muy próximos entre sí y es posible que pensemos que son alimentos similares (lo cual es cierto) pero, ¿cuál es mejor kéfir o yogur? ¿En qué se diferencian?

Ambos son productos lácteos que se obtienen a través de la fermentación de la leche pero ahí es donde se ven sus diferencias:

Kéfir

El kéfir se obtiene por una doble fermentación ácido-alcohólica realizada por la acción de un conjunto de levaduras (hongos) y bacterias (lactobacilos). De esta doble fermentación se produce ácido láctico, dióxido de carbono y etanol. Tiene un sabor algo más ácido y su aspecto es más líquido que el del yogur. Presenta menor cantidad de lactosa por lo tanto se digiere mejor, pero si hay una alta intolerancia a la lactosa no es recomendable su consumo.

Yogur

En cambio, el yogur se obtiene por una sola fermentación láctica en la que sólo intervienen bacterias. Su aspecto es más denso y es algo menos ácido. Mientras que el kéfir no tiene azúcares añadidos, los yogures que encontramos en los supermercados (los que no son naturales) presentan la mayoría exceso de azúcar.

Similitudes

Ambos son lácteos probióticos, alimentos con bacterias vivas o lo que es lo mismo, aliados a la hora de regular el sistema digestivo o restablecer la flora intestinal alterada por una mala alimentación, enfermedad o uso de antibióticos.  Se recomiendan por ejemplo para la indigestión, el estreñimiento o la diarrea.

Aportan los beneficios de la leche, a los que se les suma los de la fermentación. Es decir, son ricos en calcio, potasio y vitamina D, importantes para la fortaleza de los huesos. Además, contienen vitamina A, triptófano, calcio, magnesio, fósforo y vitaminas del grupo B y K.

Recomendación Kéfir o Yogur

Podemos decir que ambos productos lácteos son excelentes a la hora de añadirlos a nuestra alimentación por lo que no podemos elegir entre uno u otro, simplemente lo iremos alternando en nuestra compra y notaremos sus beneficios.

 

¿Qué sabes de la fibra? Todo los detalles 

 

Dejar un comentario